Manchas de vino en la ropa

Deapués de tantas fiestas y celebraciones, una de las cosas que suceden más habitualmente son las manchas de vino.
Desde en el mantel de la mesa hasta en nuestras prendas más preciadas.
Existen varios trucos  para poder quitar las manchas de vino en los manteles, telas, ropa, etc. Dependiendo de si el vino es blanco o tinto se aplicarán uno u otro truco.

La primera cosa que hay que hacer  al limpiar el vino rojo derramado es quitar el exceso
del derramamiento con  un paño absorbente  o toalla de papel, no frotar de ninguna manera.
La clave para asegurar  retirar la mancha eficazmente es el tiempo. No tenemos que dejar una
mancha asentarse durante días antes de decidir intentar quitarla porque para entonces puede
ser que la mancha ahora sea ya un accesorio permanente.

Manchas de vino tinto resecas: Dejar la mancha en remojo con leche caliente
hasta que notes que la mancha se ha ido. Después solo tienes que lavar la
prenda con normalidad.

Manchas de vino tinto: Para eliminar las manchas de vino tinto de un mantel, no hay nada mejor que frotarlas con vino blanco. Si la mancha te ha caído en una camisa o blusa de color blanco, prueba a introducirla en leche hervida, pero si es de color, frota con cuidado la parte manchada con agua fría mezclada con un poco de amoniaco.
Otro truco para quitar manchas de vino tinto: Mezcla un poco de jabón líquido con agua oxigenada y restriega la mancha con ella. Si ves que aún no se va, añade un poco más de agua oxigenada a la mezcla.
Si la mancha de vino tinto ha sido en la pared: las manchas en paredes pintadas (con pinturas lavables) o empapeladas se limpian con vino blanco. Los restos se eliminan con agua oxigenada mezclada con agua a partes iguales.

Manchas de vino blanco: Si se trata de una tela resistente, lávala con agua templada y jabón. Si es delicada, frótala con alcohol antes de mojarla. Como remedio de urgencia cuando el vino acaba de derramarse, espolvorea la mancha con sal fina de mesa.