El enigma de Cristobal Colón, casualidad o censura.

Cristóbal Colón cinco siglos después de su muerte sigue siendo un gran enigma.

Como puede ser posible que una persona que ha llegado a la cima del éxito social y económico de su tiempo, aún hoy en día, se desconozca realmente quién era, cuando y dónde había nacido o donde está enterrado.
Recordemos que Colón poseyó los títulos de Almirante del mar Oceano, Virrey y Gobernador general de las Indias(todos los territorios del descubrimiento de América) y tenía el derecho a recibir la décima parte de todo lo encontrado de valor en esos territorios, incluso se le otorgaron atribuciones que ya entonces se consideraron exhorbitantes, entre ellas una típicamente feudal, como era la de impartir justicia en las islas y tierras que descubriera.

Carecemos de retratos fidedignos de su época de un nombre cuyo origen sigue siendo un misterio, al igual que lo es el lugar donde nació y donde fue enterrado. Pero entre la cuna y la tumba está la vida, y en el caso del Almirante sin rostro, ésta es un verdadero “expediente X” histórico…

La única razón para tal desconocimiento es la ocultación y destrucción, por un interés político y económico de un rey, una nación y una religión, de datos de su vida y la exposición de otros falsos que desvirtuen o infravaloren los hechos de un hombre genial, cambiando su genialidad y su origen noble por una pretendida iluminación mesiánica del hijo de un lanero que gracias a la suerte descubrió América. Se intentó incluso quitarle el mérito del "Descubrimiento" durante los juicios colombinos intentando dar todo el mérito a los Pinzones.

Cualquier ángulo de la biografía de Colón es una sorpresa. En cierta ocasión escribió: “pensando lo que yo era, me confundía mi humildad, pero, pensando en lo que llevaba, me sentía igual a las dos coronas”. ¿Era una fanfarronada de Colón, o realmente tienen razón quienes han visto en él al hijo nunca reconocido del Príncipe de Viana, Carlos d’ Evreux y Trastámara, el primogénito del rey de Aragón Juan II a quien su padre desterró y olvidó entregando el trono al hijo que tuvo con su segunda esposa, el futuro Fernando el Católico?

¿Qué explicación se puede encontrar ante el asombroso caso de un supuesto hijo de un tejedor genovés que es recibido en la Corte española por los personajes más notables del momento?
El tesorero de Castilla, Alonso de Quintanilla, lo hospeda y le da de comer en su casa, y a través suyo, entra en contacto con el mismísimo “tercer rey” de España, Pedro González de Mendoza y con otros tantos personajes poderosos. ¿Por qué lo habrían de recibir y escuchar tan altas instancias cuando su proyecto fue desestimado en la Junta de expertos que lo analizó en Salamanca, según escribió Las Casas? ¿Cómo es posible que los reyes no se lo quiten de encima de inmediato tras ese dictamen e incluso le concedan varias subvenciones económicas en los siete años que esperó hasta que fuera aceptada su idea? ¿Era casualidad que los altos funcionarios de la Corona de Aragón arriba mencionados fueran judíos conversos y que la mayor parte del dinero del primer viaje lo aportara el converso Santángel? ¿Era Colón también un converso? Muchas preguntas sin respuesta.

Colón quiso que fuese desconocido su origen y patria. Así lo afirma su propio hijo y lo evidencia el hecho que se sepa tan poco a este respecto. De antes del descubrimiento no se conserva ninguna carta suya, solo se tiene constancia que firmaba como "El Almirante" después de su famosa firma jeroglífica, en el significado de esta firma se encuentra posiblemente el enigma de su origen y la solución a la causa que provocó este secreto de estado.
Tan importante era para Colón esa firma, que una de las cláusulas de su testamento la dedica justamente a recordar a su hijo Diego y a “todos los que de mi subcedieren e descendieren”, que firmen de ese modo y no de otra forma. Pero si todo esto es extraño, aún lo fue más la decisión que adoptó a partir de 1502, cuando debajo de la pirámide de letras decide escribir: Xpo FERENS.

Es evidente que Colón tenía un secreto y debía mantenerlo bien oculto, para ello realizó un cambio de identidad, que por supuesto era bien sabido por aquellos más cercanos, incluyendo a los Reyes Católicos y a los reyes portugueses y su hijo. 

Para premiar eminentes servicios a la Corona en Abril de 1492, a Colón se le concedió el privilegiado título de Don. El "Don" era un título honorífico y de dignidad que antepuesto solamente al nombre, se otorgaba en aquella época a contadas personas, aún de la más alta nobleza. Lo usaban los reyes y los miembros de su familia y también los nobles de elevado rango. Era muy codiciado en aquel tiempo, y solía concederse en casos excepcionales.
Ello consta en las “Capitulaciones de Santa Fe”. Juntamente con este valioso documento, fueron expedidos por los Reyes en favor de Colón dos salvoconductos. En ambos documentos, hoy conservados en el Archivo de la Corona de Aragón en Barcelona, los Soberanos lo declaran noble, “nobilen virum”. ¿Por qué antes que descubriese nada, los Reyes hicieron tal cosa con un plebeyo genovés?

Según dice el profesor estadounidense Charles Merrill, director del programa Columbus: secrets from the grave (llamado en español Enigma Colón ), de Discovery Channel, y en el que también participan varios expertos españoles,  "El origen catalán de Colón era un secreto a voces".
Según sus estudios, el descubridor de América no era genovés ni hijo de un hilandero, se apellidaba Colom y nació en Cataluña, en el seno de una familia rica que luchó contra el rey Juan II en la guerra civil por la Corona de Aragón (1462-1472). Por eso ocultó este dato, aunque era "de sobra conocido" por los Reyes Católicos.
Barcelona fue muy activa en la rebelión contra Juan II, padre de Fernando el Católico, y Cristóbal castellanizó su apellido para evitar represalias. De otra forma, el navegante no habría conseguido el respaldo necesario para sus expediciones. "Los monarcas decidieron que el Nuevo Mundo sería para Castilla, dejando de lado a Cataluña y Baleares. Eso explica que todo el comercio pasara por Sevilla y no por ciudades mediterráneas como Barcelona, Valencia o Palma. Además, no permitieron que viajaran mercaderes catalanes a América hasta el siglo XVIII".
Merrill, profesor de español y latín en la Universidad Mount St. Mary de Maryland, basa sus conclusiones en los escritos de Colón. "Aunque ocultó sus raíces incluso a los más cercanos y todo lo que tenemos son referencias a su persona, a través de la caligrafía podemos determinar que era un hombre culto y que su idioma materno fue el catalán", afirma el investigador, añadiendo que tanto su escritura en castellano como los errores que comete muestran una clara influencia de este idioma.

Merill se queda con con la teoria catalana, más sólida que la italiana por varias razones. En primer lugar, ni su apellido, ni sus amigos y protectores eran italianos. Y cuando su hijo Hernando viajó a Génova en busca de lazos familiares, no pudo encontrarlos. Sin embargo, tenía dos importantes razones para ocultar su identidad catalana: "Luchó contra el padre de Fernando y sabía que los reyes pensaban prohibir el comercio Americano con Cataluña". Merrill defiende que el rey Fernando de Aragón conocía perfectamente la procedencia y las implicaciones de Colom, pero tenían un pacto con él de no insistir en su identidad, y ocultar sus orígenes," había el peligro de remover viejos rencores de la guerra civil si se sabía".
Merrill apunta que los reyes nunca se le dirigieron como  italiano o genovés, y eso que habian muchos en aquella época en Castilla y Aragón. No es el mismo personage que el Cristoforo Colombo nacido en Génova el año 1451, porque la educación  y el nivel social eran diferentes. Merrill sostiene que el auténtico Colom era de  noble alcurnia –le llamaban nobilem–, leia y escribia en latín, y no era pues un mercader como señala la teoria genovesa.

Las conclusiones revelan que Colón tenía muy pocos conocimientos del dialecto genovés y del toscano -unido al hecho probado por Las Casas y Ramón Menéndez Pidal de que ni el castellano ni el portugués eran su lengua materna- lo cual nos permite presumir que debía ser catalanoparlante; es decir, natural de alguno de los territorios de la antigua Corona de Aragón. También tenía el Almirante grandes conocimientos del castellano, pero no los suficientes, según se ha comprobado en la investigación lingüística, porque cuando desconoce un vocablo adecuado, sin dudarlo, usa el catalán. Es un hecho tan claro, que en varias ocasiones ha de explicar su significado por suponer que los destinatarios de sus escritos no lo entenderán.

La historia oficial nos ha querido convencer que Colón era genovés y que era de familia humilde, hijo de un tejedor, aunque en realidad todos los datos objetivos apuntan en contra de esa teoría.
Casi todo en esta historia es falso, incluso que la reina Isabel vendió sus joyas para financiar la expedición.
Cristobal Colom era un hombre con unos conocimientos astronómicos y nauticos, que en una época donde se desconocian los meridianos terrestres fue capaz de trazar rutas de ida y vuelta a América con vientos favorables que aún hoy en día se utilizan. Con una experiencia naútica única en su época, aunó los conocimientos de la marina catalana en el Mediterráneo con la de los portugueses y su escuela marítima de Sagres en el Atlántico y su propia experiencia de corsario en el mediterráneo y de piloto en los mares del norte.

Sobre Colón se han juntado una serie de hechos de ocultación y cambio de la realidad para maquillarla o cambiarla completamente. Su mismo hijo, Hernando Colón, contribuyó a generar más polémica en este aspecto al ocultar su procedencia en el libro dedicado a su progenitor Historia del almirante Don Cristóbal Colón, oscureció aún más su patria de origen afirmando que su progenitor no quería que fuesen conocidos su origen y patria y donde además denuncia la falsedad y mentira de todo lo que los escritores-historiadores y principalmente " Agustín Justiniano" que escribían sobre su padre. Nos da muchas pistas sobre lo que debemos creer o no de lo que nos quieren vender diciendo que no negará lo que dicen de su padre sino que buscará términos y modos para probar lo contrario con testimonios auténticos y que no debe darse fé ni es Evangelio lo que Justiniano escribe y la falsedad que otros muchos han escrito de D. Cristobal Colón.
En la pag. 10 de la Historia del Almirante  llama a Justiniano " ser inconsiderado, parcial ,o maligno paisano.

¿Quién es Justiniano o Agustín Justiniano?¿Por qué de este nombre en clave?¿Por qué esconder el origen de Colón?

Estamos hablando de final del S.XV y principios del S.XVI, la época de los Reyes Católicos, cuando a través de este matrimonio se unieron la corona de Castilla y la Corona Catalanoaragonesa aunque siguieron manteniendo cada una de ellas sus propios órganos de gobierno y no fué hasta el S.XVIII cuando se unificaron realmente.
Es en 1478 cuando los Reyes Católicos fundan La Inquisición española o Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición,  que estaba bajo el control directo de la monarquía. La Inquisición, como tribunal eclesiástico, sólo tenía competencia sobre cristianos bautizados aunque durante la mayor parte de su historia, sin embargo, al no existir en España ni en sus territorios dependientes libertad de cultos, su jurisdicción se extendió a la práctica totalidad de los súbditos del rey de España. Cualquier denuncia anónima era suficiente para la actuación de La Inquisición y la única forma creible para llegar a la confesión era la tortura; los bienes del infortunado pasaban a manos también de la Inquisición.
Una de las funciones de La Inquisición fue la censura, se incluyeron en el índice, en uno u otro momento, muchas de las grandes obras de la literatura hispánica.En principio, la inclusión en el índice implicaba la prohibición total y absoluta del libro, so pena de herejía, pero con el tiempo se adoptó una solución de compromiso, consistente en permitir las ediciones expurgadas de algunos de los libros prohibidos, suprimiendo o reescribiendo las partes afectadas.
Con todo esto unido a los escribanos oficiales del reino a las ordenes del Rey, podemos entender la parcialidad y falsedad de muchos documentos que nos llegan de aquella época.

¿A quién apoda "Agustín Justiniano" el hijo de Colón  y por qué?
Todos los datos señalan a Fernando El Católico, Rey de Cataluña-Aragón, Regente de Castilla tras la muerte de Isabel así como de Felipe El Hermoso (dicen que envenenado) y el encierro de su hija Juana(La loca) tras la muerte de su marido y recordemos que Fernando "el Católico" era también cabeza de La Inquisición.

La analogia de Fernando-Agustín con Augusto de Roma es clara, Fernando era princeps en Cataluña, regente de Castilla y le fue dado el título y reconocimiento religioso de "Católico" por el Papa. Augusto fué el 1er emperador romano. Octavio "Augusto" era un tipo muy listo y se cuidó de reservarse todos los poderes de un rey pero sin corona. Oficialmente su situación era la del princeps, o primus inter pares: "el primero entre iguales", por eso llamamos a su régimen el Principado. Aunque supuestamente era uno más, el Senado, esa reunión de personajes que ya sólo sabían aplaudir al nuevo líder, le otorgó tantos honores que los que le dio a César parecen ridículos. Y lo principal fue la concesión el año 27 aC del título de "Augusto", con lo que le daba a Octavio un reconocimiento no sólo político, sino también religioso, convirtiéndolo en una especie de santo viviente.

Dejemos esto aquí y pensemos que probabilidades había en aquella época de que una persona humide, sin estudios, llegara hasta los reyes y estos sin más le concedieran en las Capitulaciones de Santa Fe los títulos de Almirante, Virrey y Gobernador General  vitalicio para él y sus descendientes de todas las tierras que encontraran así como el derecho de reclamar la décima parte de todo lo encontrado de valor así como de decidir quién podía aventurarse por aquellas tierras o no para explorarlas. 

En aquella época solo a un noble tendría posibilidades de acceder a estos títulos, pensemos como ejemplo que el virrey representa la figura del rey en ausencia de este y está por encima de todos los demás cargos y títulos. Por lo tanto Colón debía ser de una familia noble con una educación y con toda probabilidad de la Corona Catalanoaragonesa expertos marinos y dominadores en aquella época del mar mediterráneo. Recordemos que el hijo de Colón llama  maligno paisano a "Justiniano" que está mintiendo a todo lo concerniente a su padre.

No cabe duda que nadie hasta entonces, ni posteriormente, había presentado tan magnas peticiones que solamente se justifican en un personaje de estirpe real. Según algunos investigadores él lo era, hijo de Don Carlos  Príncipe de Viana(hermanastro de Fernándo El Católico) y de Margarita Colom.
El futuro Almirante pedía más de lo razonable: pedía retazos de soberanía porque se sentía hijo de Rey sin Reino. Tales solicitudes ante los Reyes por derecho divino por parte de un simple marinero genovés, de humilde origen no tan sólo hubieran sido intolerables, sino injuriosas y ofensivas con tintes criminales hacia los Reyes Católicos.

Si el pasado de Colón antes del decubrimiento es extremadamente secreto (por motivos póliticos), el gran éxito de su aventura y todos los títulos y cargos que había negociado con los reyes fueron los causantes de su caida en desgracia.

Los reyes (principalmente el rey Fernando) pronto se dieron cuenta que todo lo concedido a Colón le podiá hacer más poderoso y rico que la propia corona. Por lo que empezaron a incumplir los acuerdos, se levantaron infundios contra Colón e incluso fue detenido. Los pleitos (juicios colombinos) con la familia de Colón duraron más de 30 años y, al finalizar, aceptaron la supresión de los títulos de Virrey y Gobernador general de las Indias así como los beneficios económicos anteriores y dejandoles un señorio con el título de marqués formado por la Isla de Jamaica y 25 leguas cuadradas en Veragua con el título de duque manteniendo sus territorios en La Española con el cargo de alguacil mayor a perpetuidad de Santo Domingo así como unas rentas anuales a los Colon de 10000 ducados anuales y 500000 maravedis /año a las hermanas de Luis Colón.

Si Colón hubiera sido una persona de origen humilde y además extranjero(genovés) la inquisición habria hecho presa en él confiscando todos sus bienes sin más problemas; al ser de una familia noble y que podría tener apoyos y provocar reacciones en contra del rey Fernando en caso de acciones directas contra él, la lucha contra los Colon fué maquillada para parecer más "legal".

La organización política de la Corona Catalanoaragonesa dificultaba la concentración de poder en manos del rey por lo que debía ir con más tacto en sus decisiones sino queria arriesgarse a una sublevación o guerra como la que ya hubo entre 1462-1472. Esa fué también la razón (o una de ellas) para querer adjudicar el "Descubrimiento" por parte de Fernando "El Católico" a la Corona de Castilla,  poder actuar y decidir sin trabas burocráticas y políticas que lo limitaban en su  propio reino.

Hemos visto en acción el porqué de las causas de la creación de la Inquisición:

Causas

No hay unanimidad acerca de los motivos por los que los Reyes Católicos decidieron introducir en España la maquinaria inquisitorial. Los investigadores han planteado varias posibles razones:

  • El establecimiento de la unidad religiosa y su dominio. Puesto que el objetivo de los Reyes Católicos era la creación de una maquinaria estatal eficiente, una de sus prioridades era lograr la unidad religiosa. Además, la Inquisición permitía a la monarquía intervenir activamente en asuntos religiosos, sin la intermediación del Papa.
  • Debilitar la oposición política local a los Reyes Católicos. Ciertamente, muchos de los que en la Corona de Aragón se resistieron a la implantación de la Inquisición lo hicieron invocando los fueros propios.
  • Acabar con la poderosa minoría judeoconversa. En el reino de Aragón fueron procesados miembros de familias influyentes, como Santa Fe, Santángel, Caballería y Sánchez. Esto se contradice o no, sin embargo, con el hecho de que el propio Fernando continuase contando en su administración con numerosos conversos.
  • Financiación económica. Puesto que una de las medidas que se tomaba con los procesados era la confiscación de sus bienes.

El puntos más increible y que no pueden ser fruto de la casualidad sino más bien de punto de partida  para descubrir  la Gran Conspiración que dió como resultado el descubrimiento de América y la ocultación del verdadero Colón por parte de los Reyes Católicos es el siguiente:

2 de Agosto de 1492,  partida de aquellas tres embarcaciones rumbo a… descubrir América,
¿Qué tenían de particular esa fecha y esas embarcaciones y sus tripulantes? Pues simple y casualmente que aquella misma noche era la designada para que las “fuerzas de seguridad”· de entonces –cuadrilleros de la Santa Hermandad, familiares de la Inquisición, milicias nobiliarias o ciudadanas, corchetes de la justicia- empezaran la caza del Judío.
Acababa de expirar el plazo para que los judíos no bautizados permanecieran en España.
El decreto de expulsión de los Reyes Católicos había entrado en vigor.

¿Con qué coincidía esa fecha para ser considerada una casualidad? Pues nada menos que con la partida de aquellas tres embarcaciones rumbo a… descubrir América.

Eran las tres mal llamadas carabelas –una era una nao- del descubrimiento ¡Y su tripulación estaba compuesta en gran medida por judíos y conversos!

Colón tenía prisa por zarpar. Estaba convencido de poder ir y volver a América antes de que acabara el plazo de tiempo fijado para que la orden de expulsión fuera efectiva. El Edicto de Expulsión fue firmado por los Reyes Católicos en Granada el 31 de marzo de 1492.... es decir, justo diecisiete días antes de que Colón aceptara firmar las Capitulaciones de Santa Fé (se entiende así porqué Colón y Santángel cedieron tanto: tenían urgencia por conseguir el permiso y la colaboración real una vez firmado el Edicto de Expulsión).

El Edicto concede a los judíos españoles hasta el 31 de julio(varia la fecha para distintos territorios) de ese año para poder partir sin que les molesten; se dice textualmente en él que “Por la presente autorizamos y permitimos a estos judíos y judías llevarse fuera de Nuestros reinos y dominios su propiedad y bienes, por mar o tierra”. En la práctica, la mayoría tendrán que malvender sus propiedades.

Algunos historiadores actuales no cierran la puerta a una línea nueva de pensamiento diferenciada de la oficial donde podemos decir que el objetivo del viaje por parte de los que lo financiaron(Luís de Santangel, etc) era encontrar una salida de la península a los judíos ante el decreto de expulsión que estaba a punto de entrar en vigor y buscarles una nueva tierra prometida donde volver a comenzar, donde Colon sería la persona que aporta los conocimientos de la nueva ruta a esas tierras con ansia del reconocimiento perdido por su familia en enfrentamientos con la corona en la guerra civil o incluso, dicen algunos, además judío converso(más improbable). 

Muchos judios se convirtieron al cristianismo de puertas para fuera, pero seguían sus ritos y costumbres en la intimidad, y sabían que cualquier dia podrían ser denunciados a la Inquisición por lo que necesitaban encontrar un nuevo lugar para establecerse.

La  realidad es que Colón tenía un proyecto –no un sueño- y está dispuesto a ofrecerlo a quien pueda y quiera hacerlo realidad. El proyecto de Colón nace de la certeza en la existencia de una tierra inmensa, rica y despoblada al otro lado del Atlántico. Colón tiene cartas de navegación más o menos secretas y relatos de navegantes que certifican su existencia. Y tiene, sobre todo, un argumento definitivo, aunque por razones lógicas no pueda echar mano de él cuando explica su proyecto: él (probablemente) ya ha estado allí, sabe como ir y sabe como regresar. Para algunos investigadores el momento del colón naufrago que llega a Portugal, el naufragio sucede en un viaje primero procedente de América. Esta tesis podría explicar muchas cosas, el conocimiento y confianza de Colón de encontrar nuevas tierras y su interés en ser gobernador general y Virrey de todas ellas.

Probablemente por eso sus amigos judeoconversos de Barcelona le envían  para que hable con el hombre que puede hacer realidad su proyecto. Se trata de un hombre que también tiene un proyecto, o mejor dicho en su caso, un sueño. Ese hombre se llama Luis De Santángel y es quizá el personaje más importante, más incluso que el propio Colón, en el descubrimiento colombino de América.

Es en ese contexto en el que Colón habla con Santángel y ambos se dan cuenta de que sus respectivos proyectos pueden fundirse en uno solo. Colón quiere “descubrir” y gobernar un continente entero, que él sabe que existe porque ya lo ha visitado; necesita pobladores, súbditos para ese reino que ambiciona. Santángel, por su parte, quiere trasladar a los judíos de la Península Ibérica a una Tierra Prometida que verdaderamente mane leche y miel, es decir una tierra acogedora y feraz, que sin duda identificará enseguida con la que Colón le describe como conocida por él: una tierra de vegetación exhuberante, atravesada por grandes ríos, rica en recursos y casi despoblada de hombres.

Cristóbal Colón

Falsedades del "Descubrimiento"